sábado, 13 de marzo de 2010

Clarín echó a Kirchner del Gran DT


el blog Derek Dice, escrito por militantes kirchneristas inscribió un equipo para el juego organizado y promocionado por el Grupo Clarín, y a la hora de ponerle el nombre, eligieron bautizarlo “Kirchner”, pero entonces la página les comunicó que “El nombre del equipo contiene palabras no permitidas”.

El reglamento del Gran DT en uno de sus puntos expresa: “El organizador se reserva el derecho de rechazar nombres de equipos que a su solo juicio resulten inapropiados y/o reñidos con las buenas costumbres y la moral”, y agrega que en estos casos, “el nombre del equipo será reemplazado por el nombre del participante”.

El problema, si a Néstor se le ocurriera participar del juego y llegar a ganarse los $10.000 del premio semanal, o los $100.000 para quien obtenga el campeonato virtual, es que podría ingresar todos sus datos (incluido nombre y DNI) y el impedimento lo encontraría sólo cuando llegara el momento de ponerle su propio apellido al equipo.

Lo más curioso, es que los integrantes del blog kirchnerista sí pudieron inscribir el equipo con el nombre de Carrió, y hubo quienes lograron hacerlo con el de Cobos.

Pero lo más grave, es que aunque esto circuló hace ya algunos días, la situación sigue inalterable, y hubo más intentos: ya hay equipos Videla; Hitler y Massera, entre otros nombres que aparentemente para Clarín, no están “reñidos con las buenas costumbres y la moral”.
Claro, sera por el regalo que le dio videla a Ernestina Herrera de Noble, que hoy ella llama hijos...

Intoxicación y envenenamiento mediático.‏


“El problema no es la desobediencia civil, sino la obediencia civil”.

Howard Zinn.



Los ataques perpetrados por la industria mediática al servicio del imperialismo estadounidense y europeo, así como de la burguesía y la oligarquía a nivel mundial forman parte de la estrategia político-militar de estas fuerzas con el objetivo de desestabilizar a los gobiernos progresistas y de izquierda en América Latina, así como criminalizar y estigmatizar a los movimientos revolucionarios, en armas o no, y a sus líderes y seguidores.


Estos grupos de poder están conscientes de que en los últimos años se ha producido un declive, una pérdida relativa de su hegemonía política e ideológica, por lo cual han desarrollado y ejecutado un sinnúmero de planes para recuperar el espacio perdido y, de ésta manera, penetrar con más fuerza en la mente de las personas para así mantenerlas alienadas y enajenadas.

Las técnicas utilizadas para llevar adelante los procesos de enajenación mental han sido elaboradas por expertos militares, con la asistencia de profesionales de diversas ramas como psicólogos, psiquiatras, sociólogos, especialistas en marketing, publicidad y propaganda, para así direccionar las ideas que las personas tienen sobre los hechos que se dan en cada una de sus naciones, así como a nivel mundial. Esto forma parte de lo que Francisco Sierra denomina como “guerra psicológica de baja intensidad”, en la cual se utilizan mecanismos para adoctrinar, manipular, engañar a las personas y, de esa manera, hacerlas ver como real algo que no es.

A mediados de la década de 1980 el gobierno de Ronald Reagan elaboró el plan Santa Fe II, en el cual se establecía como uno de los pilares fundamentales en el combate contra los enemigos de los EE.UU. la lucha en el plano cultural, para lo cual se fijó el fortalecimiento de sus aparatos de penetración ideológica, entre ellos la radio la Voz de América, con el objetivo de transmitir sus mensajes e ideas en todo el planeta.

Marx explicó como la ideología burguesa, entendida como falsa conciencia, tiene como propósito presentar a la realidad en forma invertida, deformada, para así impedir que los pueblos conozcan y tengan conciencia de lo que realmente sucede en el mundo.

A lo largo de la historia de las sociedades donde han existido la propiedad privada, las clases sociales antagónicas y la explotación social, varios han sido los instrumentos de los que se han valido los detentadores del poder para pretender “domesticar” a los pueblos. La apropiación ilegítima de los conocimientos que antes eran de propiedad común de los colectivos, el surgimiento, desarrollo y fomento de las creencias religiosas, el establecimiento de las instituciones educativas, con la elaboración de programas de estudio afines a los intereses de los grupos de poder, fueron inicialmente los aparatos ideológicos que el Estado clasista utilizó, y sigue utilizando, para mantener su dominación ideológica y cultural. Posteriormente este papel en la construcción y consolidación de la hegemonía de la clase dominante lo llevarán adelante, con mayor poder de penetración en diversos rincones del mundo, los denominados medios de “comunicación” masiva.

La burguesía, aparentemente con fines altruistas, propició durante el siglo XIX la alfabetización de la población. Pero sus objetivos eran muy distintos a los de favorecer el mejoramiento de la condición humana de las personas. Necesitaban obreros mayormente calificados para que manejen las máquinas y lleven adelante el proceso productivo. Pero además requerían que un mayor número de personas accedieran a la lectura de lo que en los diversos periódicos de la burguesía se publicaba, para de esa manera hacer que la gente asuma como propio el discurso de la clase explotadora. A finales del siglo XIX el naciente imperialismo norteamericano había comprendido ya la importancia de la prensa para lograr el control de la conciencia de las personas. William Randolph Hearts manipuló la información sobre los acontecimientos que se estaban dando en Cuba para así justificar la intervención yanqui en ese país, esgrimiendo como justificación de que el imperio español había afectado los intereses de EE.UU. A partir de ese entonces, hasta el triunfo de la revolución cubana en 1959, la isla fue convertida en una neocolonia estadounidense, en cierta forma también gracias a los servicios de este magnate de la prensa.

Vicente Romano cita a Lord Nordcliffe, dueño de uno de los consorcios más poderosos de periódicos a inicios del siglo XX, quien decía: “Dios enseñó a los hombres la lectura para que yo puede decirles a quién deben amar, a quién deben odiar y lo que deben odiar”.(1) Esta frase no ha perdido sentido, ni vigencia para la industria mediática, que hoy ya no solamente direcciona los gustos e ideas de las personas a través de la lectura que hacen de los periódicos, sino también por medio de lo que escuchan en la radio o ven y oyen en la televisión y el cine.

Con el ascenso del nazifascismo en Alemania e Italia, esto se hizo todavía más evidente. Goebbels, el maestro de propaganda del régimen hitleriano, decía que hay que “mentir, mentir y mentir, porque mientras más grande es la mentira, algo queda como verdad”. Este axioma ha sido elevado a la máxima expresión por el imperialismo yanqui, la burguesía y oligarquía a nivel mundial que, además, para aparentar que no son mentirosos contumaces, permiten la filtración de algunas verdades que en cierta forma les son incómodas, siempre y cuando no afecten a la integridad del sistema y su clase, además que jamás las presentan en su totalidad.

A través de la exposición de estas medias verdades, la industria mediática al servicio de los grupos de poder en la sociedad capitalista se presenta como pluralista, democrática. Ellos dicen ser equilibrados en el tratamiento de la información, con cual demuestran su absoluto respeto por la libertad de expresión y pensamiento, afirmación que la hacen sin sonrojarse.

La realidad demuestra todo lo contrario. Sin embargo, muchas personas asumen como real el discurso de falsimedia.

¿Por qué sucede esto? ¿Por qué las personas no le hacen frente a ésta industria de la mentira?

Jesús García Blanca dice que “(el) problema crucial es buscar las raíces de la dominación y actuar sobre ellas en lugar de limitarnos al desgaste permanente de luchar contra un producto ya hecho.”(2)

Uno de los instrumentos que ha permitido que ésta dominación suceda es la educación. Si bien es cierto que las personas hoy tienen un bagaje más amplio de conocimientos gracias a los procesos de alfabetización y a la creación de instituciones educativas en todos los niveles, no es menos cierto que las y los educandos son objeto de un permanente bombardeo de informaciones que, disfrazadas de pensamientos y reflexiones filosófico-científicas, no tienen otro propósito que crear sujetos acríticos, areflexivos, obedientes y sumisos a la autoridad para que actúen como verdaderos esclavos felices del sistema explotador capitalista.

En su libro “El rapto de Higea”, García Blanca dice:

La educación no es una panacea de liberación; es un instrumento que puede ser utilizado –y de hecho lo es– con fines radicalmente opuestos. Es cierto que la ignorancia de los pueblos facilita su esclavitud; pero en los tiempos de la globalización nos enfrentamos con otros modos de dominación que no utilizan la ignorancia, sino precisamente lo contrario: necesitan inculcar en las masas conocimientos y habilidades básicas que permitan la manipulación bajo una capa ilusoria de libertad.(3)

La educación en la sociedad capitalista tiende a eliminar la capacidad de indagar, de cuestionar, de interrogar, de descubrir las contradicciones que se dan en la realidad social y natural.

De este proceso de embrutecimiento educativo se aprovecha la industria mediática para alienar a la población y así mantenerla esclavizada ante lo que ella produce.

Para conseguir sus objetivos, falsimedia, al igual que las instituciones educativas, pretenderá apoderarse del biotiempo de las personas, principalmente del de la niñez y la juventud.

Vicente Romano dice:

El poder de unos seres humanos sobre otros comienza con la apropiación del biotiempo de los muchos por parte de los pocos. El tiempo es un factor de poder. Se suele decir que es el poder el que manda y no la opinión. Pero el poder sólo puede imperar mientras las personas le entreguen su biotiempo y crean que deben someter su tiempo individual a ese poder.(4)

Mediante la apropiación y control del biotiempo de las personas, los medios ambicionan convertirse en los guías políticos y espirituales de un público que por diversas razones, entre ellas justamente la carencia de un verdadero tiempo libre, no va más allá de lo que falsimedia le propone, no acude a otras fuentes distintas a las expuestas por la industria mediática, aceptando, en cierta forma, como válido, cierto y real lo que se dice precisamente en esos medios.

La sociedad capitalista no posibilita a la niñez y a la juventud los espacios necesarios para poder desarrollar actividades culturales y deportivas; el sistema educativo en todos los niveles absorbe a las y los educandos saturándoles de tareas, de deberes. El único escape que en muchas ocasiones encuentran estos grupos, es el consumo adictivo de los programas enajenantes y alienantes que pasan por la televisión. El “Mundo de Disney”, como lo ha hecho desde su creación, juega un rol fundamental en el proceso de estupidización de la niñez y la juventud, sometida a sus brutales creaciones que transmiten mensajes consumistas, colonialistas y neocolonialistas, sexistas, machistas y racistas.

Las y los adultos, en cambio, encuentran como mecanismos de escape luego de una extenuante jornada de trabajo el sentarse frente al televisor para ver las novelas, los noticieros, los programas deportivos o las películas del cine hollywoodense.

En 1880, Paúl Lafargue escribió un ensayo titulado “El derecho a la pereza”, donde hizo una crítica contundente de las condiciones laborales de la clase trabajadora y los mecanismos de sometimiento y explotación utilizados por la burguesía, a la vez que señalaba la necesidad de que las y los trabajadores luchen por su verdadera liberación para tener efectivamente un tiempo libre que les permita dedicarse a actividades relacionadas con las ciencias, el arte y la satisfacción de las necesidades elementales del ser humano. Los capitalistas, a través de sus industrias de la mentira, repiten hasta la saciedad que los pueblos deben laborar más y más para progresar. Lo que no dicen es que en la sociedad capitalista sólo un grupo de personas trabajan y que de el resultado de esa actividad se apoderan las clases que detentan el poder político y económico que, además, a lo largo del proceso de producción obtienen la mayor parte de sus ganancias por medio de la extracción de la plusvalía, es decir del trabajo no remunerado a las y los obreros.

La industria mediática aparece así como una fuente fundamental para proporcionar a las personas el entretenimiento y las informaciones adecuadas con el objetivo de que puedan disipar sus momentos de tensión laboral, además de nutrirse de las ideas necesarias para tener un amplio conocimiento de la realidad y el mundo. ¿Quién puede entonces oponerse a tan altruista tarea?

Las y los periodistas, o las y los que fungen como tales sin serlo, puestos al servicio de falsimedia, no se cansarán de repetir una y otra vez lo indispensables que son las producciones de su industria para los colectivos humanos, porque a través de ellas la gente puede divertirse, reír, llorar, elevarse académica y espiritualmente.

Lo que no les conviene exponer es quiénes se encargan de determinar, seleccionar y manipular los contenidos que cada medio va a dar a conocer a la gente.

Vicente Romano señala que “lo que importa no es que los medios y los mensajes de la industria de la conciencia sean manipulados o no, sino quién los manipula y en provecho de quién, al servicio de qué intereses.” (5)

El comunicólogo español dice además que:

En lo que se llama “sociedad libre de mercado”, el cometido de la industria de la comunicación (…) estriba en producir beneficio, más aún, en estimularlo y, sobre todo, en manipular a la mayoría de la población de manera que no emprendan acciones contra el sistema de economía privada, sino que lo apoyen y extiendan (…) Dicho en otros términos, la función primordial de la industria de la comunicación, la conciencia, el entretenimiento o como quiera que se la denomine, en la sociedad capitalista estriba en desorganizar y desmoralizar a los sometidos. Neutraliza a los dominados, por un lado, y consolida, por otro, la solidaridad con la clase dominante y sus intereses.(6)

Las pirañas informativas, que dicen defender la libertad de expresión y pensamiento, buscan, a toda costa, imponer las ideas que defienden los intereses políticos y económicos del imperialismo, la burguesía y la oligarquía a nivel mundial. Pluralistas como son, atacaran diaria y permanentemente todo proyecto social que exprese teórica y prácticamente su oposición al capitalismo. Las palabras socialismo o comunismo son presentadas como sinónimos de totalitarismo, represión e ineficacia. En la selección informativa, no sólo de carácter noticioso, aunque principalmente en ella, los medios constantemente ponen énfasis en señalar que sólo bajo un régimen de economía de mercado se puede vivir en plena libertad, en democracia. La explotación social, el saqueo de los recursos naturales por parte de las transnacionales capitalistas, la polarización cada vez mayor entre ricos y pobres, la inexistencia de espacios reales de participación política y de expresión para los colectivos sociales, no son hechos dignos de ser señalados en los medios de la mentira.

Para imponerse y lograr en cierta forma el control hegemónico ideológico y cultural, acuden a la utilización del terror como un mecanismo de cooptación y amedrentamiento de las personas que, en determinadas circunstancias pueden verse impelidas al ejercicio de la violencia o a la parálisis social.

Las cadenas televisivas venezolanas RCTV y Globovisión, así como los periódicos El Nacional, El Universal o el líbelo Tal Cual son ejemplo del poder de los medios para provocar psicosis colectivas, lo cual constituye un problema de salud pública, debido al daño mental que han causado principalmente en la niñez y juventud venezolana. Incitar al magnicidio del presidente Chávez, propiciar el odio hacia Cuba, mentir sobre la situación económica venezolana, fabricar informaciones para que la gente ataque al gobierno venezolano, etc. es la forma perversa como lleva adelante su tarea falsimedia.

El film de Silvester Stallone, The Expendables, que se estrenará en el mes de agosto de 2010, refleja que la industria mediática trabaja conjuntamente con el aparato militar y de espionaje estadounidense para, a través del cine, justificar sus futuras acciones criminales o las que ya han cometido. En esta película se hace referencia a la intervención de un comando estadounidense para asesinar a un “dictador” latinoamericano que ya lleva veinte años en el poder, así como para neutralizar a las naciones que lo apoyan. El film, aunque no hace una referencia directa a Chávez y a Venezuela, deja expuesto en forma sutil que precisamente de quien están hablando es del presidente venezolano y de su país.

Los ataques de falsimedia a nivel mundial contra el presidente Hugo Chávez son despiadados. El gobernante bolivariano es presentado como un autoritario, prepotente, ambicioso, chabacano y grosero, el mismo que mantiene sometido al pueblo venezolano a un feroz control y que ha conducido a ese país a la debacle económica. Los logros alcanzados por su gobierno en materia política, económica, social, cultural, etc. son silenciados, así como los ataques de los que es objeto por parte de la oposición golpista.

En el programa “Día siete” transmitido el domingo 28 de febrero de 2010 por la cadena televisiva ecuatoriana Teleamazonas, Jorge Ortiz “informaba” que “mientras Chávez quiere perpetuarse en el poder, Uribe había aceptado calladamente la decisión de la Corte Constitucional de Colombia”. Sobre la forma en que fue reelegido por primera vez el presidente de Colombia, gracias a la acción de los narcoparamilitares, falsimedia no dice nada. Por el contrario, Uribe es presentado como un gobernante democrático, con una alta aceptación popular, olvidando los crímenes que ha cometido contra el pueblo colombiano, su servilismo al imperialismo yanqui, así como su vinculación directa con el narcotráfico y el paramilitarismo.

Los terroristas mediáticos son fabricantes de demonios. Desconociendo la lucha de los pueblos, su historia de resistencia y rebeldía, falsimedia ataca a las organizaciones revolucionarias, en armas o no, así como a las y los luchadores sociales, estigmatizándoles para transformarles en los seres y agrupaciones más nefastas para los pueblos. Esa es la estrategia que por ejemplo lleva adelante el gobierno narcoparamilitar colombiano respecto a la insurgencia armada en ese país, así como con relación al presidente Chávez. Y son los medios, no sólo colombianos, sino en el mundo entero que, en unidad de acción, ponen en ejecución la propaganda negra elaborada por el imperialismo yanqui y la oligarquía santanderista.

Falsimedia descontextualiza, desinforma, deja de lado las contradicciones sociales, oculta las causas reales que producen determinados hechos tanto sociales como naturales. No les interesa que la gente se detenga a pensar sobre lo que le están diciendo. Su objetivo es formar seres acríticos, autómatas. Basta que a través de la industria mediática se diga algo, para que se considerado como real. El público debe asumirlo así. No deben darse el trabajo de investigar si en realidad las cosas son como propone o no la industria de la mentira.

“El régimen cubano es el que mayor número de presos políticos mantiene en el mundo”, afirman. Luego de que se conoció sobre la muerte del ciudadano cubano Orlando Zapata, falsimedia no perdió la oportunidad para, una vez más, atacar al gobierno revolucionario y publicar un sinnúmero de falsedades. Jorge Ortiz de Teleamazonas, Alfonso Espinosa de los Monteros de Ecuavisa, Andrés Carrión de Canal UNO, mediocres exponentes del periodismo ecuatoriano, no dudaron en ningún momento en utilizar todo tipo de epítetos para referirse al gobierno de la Isla. “Régimen tiránico, cruel y despiadado”, “dictadura que mantiene encerrados a 200 presos políticos, de conciencia, muchos de los cuales son periodistas, poetas e intelectuales, los mismos que se hallan en condiciones infrahumanas, a la vez que la población vive una pérdida constante de la libertad y está sometida a una vigilancia constante”, son las maliciosas aseveraciones que esos nefastos personajes, aprovechándose de la impunidad que gozan por estar tras cámaras, dicen respecto a Cuba. De la política criminal norteamericana contra la Isla, del financiamiento a los mal llamados disidentes, que no son otra cosa que mercenarios al servicio de una potencia extranjera, de los crímenes perpetrados por terroristas como Posada Carriles contra el pueblo cubano, el mismo que vive tranquilamente en EEUU, falsimedia prefiere mantener silencio.

Hipócritas, cobardes y serviles como son, no se atreven a rectificar las mentiras que exponen.

Orlando Zapata era un delincuente común, cooptado por la contrarrevolución, la misma que lo condujo al suicidio. Nunca recibió malos tratos. Por el contrario, recibió atención médica de primera con el objetivo de salvarle, tras mantener una huelga de hambre de 85 días para exigir que en su celda haya una televisión, cocina y teléfono personal, cosas que en cualquier régimen carcelario hubiesen sido rechazadas. Fue la madre de Zapata la que expresó a los médicos su gratitud por la atención que le estaban proporcionando, para luego cambiar su versión y así continuar cobrando los dineros que la mafia de la gusanera de Miami le seguirá proporcionando mientras le sea útil a la campaña de difamación contra la Revolución Cubana.

¿Por qué no exponen y dan a conocer eso Ortiz, Espinosa de los Monteros, Carrión? ¿Por qué en los superficiales “análisis” del periódico Hoy o en los escritos banales de Thalía Flores no se señalan estos datos?

Mientras sobredimensionan y falsifican los hechos sucedidos alrededor de la muerte de Zapata, a falsimedia no le interesa dar a conocer que en Colombia, país al que ponen como uno de los modelos de democracia, se hayan encontrado en La Macarena, departamento del Meta, una de las mayores fosas comunes en la historia reciente de América Latina, en la cual yacían dos mil cadáveres de personas asesinadas por fuerzas militares y paramilitares de ese país. De igual manera, para falsimedia el asesinato de líderes populares en Honduras por parte de escuadrones de la muerte que son instrumento del régimen espurio de ese país, tampoco merece ser expuesto al público.

La doblez de la industria política-mediática y sus lacayos que fungen como periodistas es tal, que pretenden aparecer como defensores del medio ambiente o estar preocupados por su destrucción, claro está sin identificar las causas reales de estos hechos que están en la existencia del irracional sistema capitalista. Mientras exponen sus preocupaciones, estos mentirosos no tienen ningún escrúpulo en ser los defensores de un modelo económico que se sostiene en base al fomento del consumismo por medio de la publicidad de todo tipo de productos inservibles, para lo cual fabrican en la mente de las personas todo tipo de necesidades. En vez de atacar al sistema, a las transnacionales capitalistas y a las clases que detentan el poder, la industria mediática acusa a la naturaleza de ser causante de desastres, de catástrofes, cuando ella es víctima de la destrucción causada por este modelo económico depredador. Estos farsantes son los que ocultaron al mundo el nefasto papel de la administración de Barack Obama en la Cumbre de Copenhague sobre el clima, celebrada en diciembre de 2009 en Dinamarca, escenario en el cual los países ricos, causantes en gran medida de la destrucción ecológica, querían hacer que las naciones pobres asuman los mayores sacrificios frente a lo que ellos han provocado, deslindándose de sus responsabilidades en cuanto a la destrucción del planeta.

Los marrulleros mediáticos dicen estar preocupados por lo que pasa en el mundo, por los fenómenos naturales que se están sucediendo unos a otros, cada vez con más fuerza, provocando que muchas poblaciones sufran los estragos del ecocidio al que hoy se enfrenta el planeta provocado por el capitalismo, el cual pone en serio riesgo la propia existencia de las y los seres humanos.

Pueblos y países que a lo largo de su historia han sufrido la explotación colonial y neocolonial capitalista, el saqueo de sus recursos, la intromisión en sus asuntos políticos, sólo aparecen en falsimedia cuando han sido devastados por algún ciclón, terremoto u otro fenómeno natural. El caso más reciente es el de Haití, nación a la que desde el siglo XIX el imperialismo francés y luego estadounidense sometieron a un brutal bloqueo, rapiña y explotación por el delito de haber sido el primer país de América Latina y el Caribe en haber alcanzado su libertad. De la dominación imperialista los medios no hablan. Se conmueven por lo sucedido tras el terremoto que tuvo lugar allí el pasado 12 de enero de 2010, que provocó la muerte de más de 200 mil personas, la destrucción del país y pérdidas millonarias. Pero del terremoto social provocado por la dominación imperialista o el respaldo de EE.UU. a los corruptos gobernantes haitianos como lo fueron los criminales François Duvalier, “Papa Doc”, y su hijo Jean-Claude Duvalier, no explican mayor cosa. En Haití el 85 % de la población vive por debajo de los niveles de pobreza.

Por otro lado, el tratamiento mediático llevado a cabo por las cadenas de televisión CNN y Fox sobre el terremoto y la situación del pueblo haitiano fue morboso y atentatorio contra la dignidad de las y los haitianos, al pretender elevar su rating de sintonía por medio de la espectacularización de los hechos y la conversión de sus enviados en una especie de “salvadores” y “caritativos” héroes que frente a las cámaras cumplieron bien ese papel. Mientras esto sucedía y se hacía referencia a la “humanitaria ayuda militar” gringa, se dejaba de lado la valiosa e importante asistencia de las y los médicos cubanos que desde antes del terremoto ya cooperaban con el hermano pueblo de Haití, en las condiciones más difíciles.

Falsimedia, responsable de la intoxicación y envenenamiento masivo de la población, pretende imponer a los colectivos sociales sus gustos culturales en todos los campos. Si ella dice que tal o cual cantante son buenos, la gente debe oír lo que le proponen. Igual sucede con el cine. El más reciente caso es el de la película Avatar. Los noticieros de la televisión ecuatoriana en sus espacios dedicados a la farándula y el “entretenimiento”, no perdieron la oportunidad para inducir a la gente a que vean, la que según palabras de los “expertos” periodistas del séptimo arte es una magnífica película, en la cual, además, se hace una defensa del medio ambiente. ¡Ahí se aprecia lo que es el Yasuní! exclamaban conmovidos los “ecologistas” mediáticos, refiriéndose a esa región maravillosa de la Amazonía ecuatoriana que se halla en peligro.

Un film en el que se invirtió 150 millones de dólares, aburrido, predecible y reiterativo en su argumento, en el cual en ningún momento el sistema capitalista es presentado como responsable de la catástrofe ecológica, donde la destrucción del ecosistema de Pandora es el resultado de la acción de individuos crueles (civiles y militares), donde los pueblos indígenas (Na’vis), en un cambio discursivo de la industria hollywoodense, son presentados como tribus de seres místicos, inocentes, llenos de sabiduría, aunque sin dejar de expresar celos, egoísmo, machismo y mecanismos de dominación interna cuando ven que sus hembras se enamoran de un extraño, al estilo de Pocahontas, producción en la que como señala Nicolás M. Rey no hay propiamente una defensa de la ecología, sino un cambio de estrategia del imperialismo para apoderarse de los recursos naturales(7), pretende ser presentada como un película de calidad.

No es nuevo. La industria mediática tiene que defender sus mediocres producciones y hacerlas pasar como buenas. Un mecanismo para resaltarlas es la entrega de los premios Óscar, espectáculo diseñado por los poderosos de la industria cinematográfica estadounidense para, en la mayoría de casos, premiar precisamente a los filmes de mala calidad que producen y así posibilitar que se promocionen, difundan y comercialicen en el mercado, acompañados de toda serie de productos destinados a idiotizar principalmente a la niñez y la juventud.

Para no morir envenenados por el consumo de estos tóxicos mediáticos, los pueblos deben organizarse y luchar no sólo por el establecimiento de legislaciones que regulen lo que la industria mediática hace o para tener un acceso limitado a los medios, sino fundamentalmente para cambiar este sistema alienante, embrutecedor y explotador y así lograr el control efectivo de la tecnología mediática para que los colectivos sean los verdaderos hacedores de sus producciones comunicacionales.
Dax Toscano Segovia

Ganó un premio y se lo quitaron por su postura política: ahora demanda al diario y la revista Clarín


CLARÍN ME ENTREGÓ UN PREMIO Y LUEGO POR RAZONES QUE SE DETALLAN A CONTINUACIÓN ME LO QUITARON.
“Esta es una denuncia sobre el Multimedio Clarín y su actuar contra escritores e intelectuales. Mi nombre es Carlos Aletto, soy licenciado en letras y escritor (http://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_Aletto). Es sabido que Clarín maneja a las editoriales y a los intelectuales según su conveniencia. El año pasado obtuve el premio Clarín de Cuento (http://www.revistaenie.clarin.com/notas/2008/09/30/_-01771207.htm). Según Clarín, el cuento ganador, “Atalaya”, relata una guerra entre chicos que se torna cruel y violenta. La temática le era útil al medio. Sin embargo, el día previo a la entrega, hablando informalmente con el representante del Multimedio (Leandro Passarello) y luego de haber firmado el contrato por la publicación de tres obras mías, referí mi postura política a favor del gobierno nacional. Si bien no hubo nada relevante, me llamó la atención como el mismo día de la entrega de premio fui un tanto marginado y el titular del diario fue: “Un marplatense ganó el primer concurso de cuentos de Clarín” y en la foto de la edición impresa estábamos todos los premiados y no sólo el primero como es costumbre del diario.
El cuento había obtenido un premio en la bienal de la ciudad de Mar del Plata del 2000, pero no había sido editado (un requisito de las bases era que fuese inédito) por este motivo, aceptaron el cuento en el concurso, luego de averiguaciones. Sin embargo, una denuncia anónima al día siguiente de la entrega del premio alertaba que había una edición de una antología del premio en el que aparecía ya publicado mi cuento “Atalaya”. Luego de que el representante de Clarín consultara con un ex secretario de Cultura de Mar del Plata, Marcelo Marán, este recordó que se había hecho algo interno sin ningún requisito legal, sin ISBN, sin contrato de autorización, sin distribución, una especie de “muestrario interno del premio” y que estaba en la Biblioteca, pero aseguraba que no era una publicación, sino “algo interno”. De todas formas, Clarín aceptó ese objeto apócrifo e ilegal, para retirarme el premio.

A todo esto ellos señalan en una nota que yo admito que el cuento no era inédito, con el título esta vez con mi nombre: “Carlos Aletto, el autor del cuento “Atalaya”, admite que no era inédito” (http://www.clarin.com/diario/2008/10/13/sociedad/s-01780356.htm) Ustedes advierten constantemente como manipulan la información. Titulan de una forma y en el cuerpo de la nota no se condice. Me habían pedido un descargo y yo sorprendido por la aparición de ese ejemplar escribí una nota al director de Ñ: ellos recortan una parte de la misma y señalan: “me confirmaron (en la Dirección de la Juventud) que nunca se había publicado tal libro, ni que jamás se había realizado el acto de entrega. Al parecer unos pocos libros fueron impresos por la Secretaría de Cultura, admite el escritor.” Como se ve no admito nada, solo digo “Al parecer…”, es más, tiempo después descubro que la Secretaría de Cultura de Mar del Plata no hizo esos pocos ejemplares. Un misterio. Quizá lo haya realizado la Dirección de la Juventud, de lo cual no hay asiento por lo poco importante del asunto.

Además de haberme retirado el premio, sin ninguna carta documento, enterándome sólo a través de las páginas del diario, NO me devuelven el contrato que firmé por tres obras. Por lo tanto no puedo publicar. Esta persecución se ha visto agravada por administrar en Facebook un grupo de casi 30.000 miembros, llamado CINTA VERDE A FAVOR DE LA LEY DE RADIODIFUSION
En síntesis, por no comulgar con sus ideas político económicas me han desprestigiado e, incluso, a nivel académico y la única posibilidad que tengo de hacer escuchar mi voz es a través de ustedes y de otros medios virtuales.

Gracias y los felicito por habernos enseñado a ver las noticias desde otro lugar, aunque de alguna forma también lo aprendí por haberlo sufrido en carne propia.”
Carlos Daniel Aletto

Manifestación en Plaza de Mayo 12-3

viernes, 12 de marzo de 2010

LOS DELITOS INFORMÁTICOS DE CATEGORÍA SEXUAL SON CADA VEZ MAS FRECUENTES Y ACECHAN A TODAS LAS CLASES SOCIALES.


Se conocieron a través de Internet. Ella tenía 12 años y se conectaba al chat diariamente para charlar con sus amigos del colegio y sus conocidos virtuales. Él usaba el mismo vocabulario de ella, aparentaba tener la misma edad, y los mismos gustos. Días enteros pasaron chateando y coqueteando, de manera simple, como dos chicos de la misma edad, con sus hormonas a punto de estallar y manifestarse. La relación ya era familiar, cotidiana, y de mucha confianza. Tanta, que él empezó a insistir en que la quería conocer. La única manera era pactar un encuentro, y sucedió. El lugar elegido fue una plaza en Mataderos, cerca de la escuela de ella. Pasaron un rato largo charlando y haciéndose amigos. Ella lo veía más grande pero sin embargo creyó en sus palabras. Él la invitó a otra plaza mas tranquila que quedaba a unas cuadras. Ella nuevamente aceptó sin sospechar de la última intención de su “ciberamigo”. Él tenía 23 años. Él la violó.
Hace más de una década que la Internet abre un nuevo universo de posibilidades para que los delincuentes sexuales desplieguen todas sus armas de seducción, engaños y estrategias, para llevar a cabo los llamados ciberdelitos sexuales.
“Cualquier adulto puede ponerse un alias como ‘pablito 14’ y aparecer como un pibe más para poder seducir a un menor, y cualquier chico, por mas humilde que sea, puede acceder a Internet con sólo dos pesos en un locutorio”, señala un investigador de la División en Delitos y Tecnología y Análisis Criminal, una brigada de detectives encargada de investigar todo tipo de delitos informáticos.
Esta clase de delitos, además de ser una modalidad utilizada por pedófilos, también facilita el desarrollo de corrupción contra los adultos, sobre todo mujeres, que pueden ser engañadas por personas de supuesto perfil afectuoso y con buenas intensiones para luego cometer abusos y violaciones.
Otra metodología delictiva que suelen utilizar los pedófilos, es la distribución de pornografía infantil. En ese caso, se trata del intercambio de imágenes y videos, con la posibilidad de hacer múltiples copias y compartirlas en páginas web, tanto de origen nacional, como extranjeras. No suelen ser con fines lucrativos, sino parte de la misma perversión que tienen.
Muchas son las redes sociales de contacto que les abren la puerta a los criminales sexuales informáticos. De todas ellas, la más utilizada es Facebook, en la cual, no solamente se pueden tener como contactos a amigos y familiares, sino que, por medio de aplicaciones como el Are You Interested? (¿Estás interesado?) o el Meet New People (Conoce gente nueva) se pueden contactar con adultos y menores desconocidos, creando el perfil deseado, para comenzar con una relación. A esta red las siguen en cantidad de usuarios My Space, Twitter, Hi5, Tagged y Badoo, entre otras. Generalmente el modus operandi es tratar de sacarle el mail a la futura víctima, para luego comenzar la seducción vía Chat siendo el Messenger de Hotmail es el programa más utilizado para chatear.
Cyberpolicias en acción
Desde el año 2001 funciona la División de Delitos en Tecnología y Análisis Criminal de la Superintendencia de Investigaciones Federales. En éste grupo se encuentran más de 40 agentes de la Policía Federal pendientes de localizar todo tipo de delito informático. En caso de pedofilia y pornografía infantil, a veces suelen hacerse pasar por presas de caza y así poder pactar encuentros con los sospechosos.
Luego de recibir una denuncia de acoso o abuso sexual, los investigadores de ésta división ponen en marcha el procedimiento de detección. Éste comienza con la averiguación de la dirección de IP de la computadora del sujeto, la cual los lleva hasta el servidor que utiliza, y a través de sus proveedores de Internet y mediante una orden judicial, determinan la ubicación de la misma. Una vez encontrada la maquina, se realiza una impresión de su estado actual de memoria y se precinta para resguardar la prueba en el proceso judicial.
Y finalmente así sucedió, luego de una larga y dura investigación, que duró más de 20 días, los oficiales lograron dar con el paradero del joven violador. Él estaba tejiendo las redes de un nuevo crimen. Él estaba planificando un nuevo atentado. A él lo encontraron en un locutorio, chateando.
Para poder realizar todas estas investigaciones, los ciberpolicías, necesitan estar continuamente actualizados, realizando cursos de capacitación y entrenamiento de manera constante, para estar a la altura de la evolución de los medios tecnológicos y así poder dominarlos.

Consejos para los padres

Los padres podrán revisar el e-mail de sus hijos mientras dure la patria potestad, o sea hasta los 21 años. Así lo estableció un fallo de la Sala IV de la Cámara del Crimen de la Ciudad de Buenos Aires. De todas formas los la División de Delitos en Tecnología y Análisis Criminal les aconseja:
- Tener la computadora con acceso a Internet en una habitación que suela estar frecuentemente concurrida de gente.
- Instalar programas protectores que vigilen y codifiquen la información a la que sus hijos no deberían acceder.
- Vigile siempre el tiempo en el que su hijo está conectado y revise que hace en la computadora.
- Lea los mensajes que reciben sus hijos de gente desconocida. Tenga una lista de los correos electrónicos de los amigos de sus hijos para no leerlos indiscriminadamente para no violar un espacio privado del mismo.


Gran Bretaña, la isla de la fantasía

“Un hombre cansado de Londres es un hombre cansado de la vida, pues en Londres se encuentra todo lo que la vida puede ofrecer”, narraba el poeta inglés Samuel Johnson en 1777. Lo que no sabía era que, cientos de años después, existiría Internet, Facebook, y Londres sería un gran foco de los delitos sexuales informáticos.
Si no habría que preguntarle a un hombre que, lejos de estar cansado de Londres, lo estaba de su mujer. Ella se la pasaba largas horas conectada a su página de Facebook sin dejar que su marido pudiera mirarla y mucho menos ver las cosas que ella hacía. Cuando el hombre fue testigo del cambio de status de “Casada” a “Soltera”, se produjo el verdadero clic. Un ataque de celos lo llevó a numerosas peleas, y una semana después, la estranguló y apuñaló varias veces en el pecho.
Entre otros antecedentes del país británico, se encuentra el caso de una chica de 17 años que, al acordar una cita a ciegas vía Facebook, fue encontrada muerta en un descampado en Darlington, su pretendiente fingía ser un chico de 16 años, pero tenía 32.
MAURO GRACIANO
alternativa solidaria diciembre 2009

jueves, 11 de marzo de 2010

“Los mapas del alma no tienen fronteras”Por Eduardo Galeano


Permítanme agradecer esta ofrenda que estoy recibiendo, que para mí es un símbolo de la tercera orilla del río. En esa tercera orilla, nacida del encuentro de las otras dos, florecen y se multiplican, juntas, nuestras mejores energías, que nos salvan del rencor, la mezquindad, la envidia y otros venenos que abundan en el mercado.

Aquí estamos, pues, en la tercera orilla del río, argentinos y uruguayos, uruguayos y argentinos, rindiendo homenaje a nuestra vida compartida, y por lo tanto estamos celebrando el sentido comunitario de la vida, que es la expresión más entrañable del sentido común.

Al fin y al cabo, y perdón por irme tan lejos, cuando la historia todavía no se llamaba así, allá en el remoto tiempo de las cavernas, ¿cómo se las arreglaron para sobrevivir aquellos indefensos, inútiles, desamparados abuelos de la humanidad? Quizá sobrevivieron, contra toda evidencia, porque fueron capaces de compartir la comida y supieron defenderse juntos. Y pasaron los años, miles y miles de años, y a la vista está que el mundo raras veces recuerda esa lección de sentido común, la más elemental de todas y la que más falta nos hace.

Yo tuve la suerte de vivir en Buenos Aires, en los años ’70. Llegué corrido por la dictadura militar uruguaya, y me fui corrido por la dictadura militar argentina.

No me fui: me fueron. Pero en esos años comprobé, una vez más, que aquella prehistórica lección de sentido común no había sido olvidada del todo. La energía solidaria crecía y crece al vaivén de las olas que nos llevan y nos traen, argentinos que vienen y van, uruguayos que vamos y venimos. Y en el tiempo de las dictaduras, supimos compartir la comida y supimos defendernos juntos, y nadie se sentía héroe ni mártir por dar abrigo a los perseguidos que cruzaban el río, yendo para allá o desde allá viniendo. La solidaridad era, y sigue siendo, un asunto de sentido común y por lo tanto era, y sigue siendo, la cosa más natural del mundo. Quizá por eso su energía, la siempre viva, fue más viva que nunca en los años del terror, alimentada por las prohibiciones que querían matarla. Como el buen toro de lidia, la solidaridad crece en el castigo.

Y quiero dar un testimonio personal de mi exilio en la Argentina.

Quiero rendir homenaje a una aventura llamada Crisis, una revista cultural que algunos escritores y artistas fundamos con el generoso apoyo de Federico Vogelius, donde yo pude aportar algo de lo mucho que me había enseñado Carlos Quijano en mis tiempos del semanario Marcha.

La revista Crisis tenía un nombre más bien deprimente, pero era una jubilosa celebración de la cultura vivida como comunión colectiva, una fiesta del vínculo humano encarnado en la palabra compartida. Queríamos compartir la palabra, como si fuera pan.

Los sobrevivientes de aquella experiencia creadora, que murió ahogada por la dictadura militar, seguimos creyendo lo que entonces creíamos. Creíamos, creemos, que para no ser mudo hay que empezar por no ser sordo, y que el punto de partida de una cultura solidaria está en las bocas de quienes hacen cultura sin saber que la hacen, anónimos conquistadores de los soles que las noches esconden, y ellos, y ellas, son también quienes hacen historia sin saber que la hacen. Porque la cultura, cuando es verdadera, crece desde el pie, como alguna vez cantó Alfredo Zitarrosa, y desde el pie crece la historia. Lo único que se hace desde arriba son los pozos.

La dictadura militar acabó con la revista y exterminó muchas otras expresiones de fecundidad social. Los fabricantes de pozos castigaron el imperdonable pecado del vínculo, la solidaridad cometida en sus múltiples formas posibles, y la máquina del desvínculo continuó trabajando al servicio de una tradición colonial, impuesta por los imperios que nos han dividido para reinar y que nos obligan a aceptar la soledad como destino.

A primera vista, el mundo parece una multitud de soledades amuchadas, todos contra todos, sálvese quien pueda; pero el sentido común, el sentido comunitario, es un bichito duro de matar. La esperanza todavía tiene quien la espera, alentada por las voces que resuenan desde nuestro origen común y nuestros asombrosos espacios de encuentro.

Yo no conozco dicha más alta que la alegría de reconocerme en los demás. Quizás ésa es, para mí, la única inmortalidad digna de fe. Reconocerme en los demás, reconocerme en mi patria y en mi tiempo, y también reconocerme en mujeres y hombres que son compatriotas míos, nacidos en otras tierras, y reconocerme en mujeres y hombres que son contemporáneos míos, vividos en otros tiempos.

Los mapas del alma no tienen fronteras.

* Palabras dichas en Montevideo anoche, cuando Galeano fue condecorado con la Orden de Mayo de la República Argentina en julio del 2009

1er. problema para Piñera porque no vendió sus acciones en LAN


La futura ministra vocera de Gobierno, Ena Von Baer, insistió que Sebastián Piñera se desprenderá de sus acciones del holding aerocomercial LAN "lo antes posible", pese a que el flamante Presidente había prometido hacerlo antes de asumir el 11/03.

"Es correcto que el Presidente (Sebastián Piñera) había dicho que se iban a vender antes del 11 de marzo, pero tenemos una situación donde el terremoto ha variado el cronograma que teníamos en varias de nuestras decisiones", pero su compromiso sigue a firme, dijo Ena Von Baer, flamante vocero del flamante Presidente, en entrevista con Radio Cooperativa.

"La decisión de vender antes estaba tomada: entremedio hubo un terremoto y todos los chilenos comprenden que hubo problemáticas para poder cumplir con cada uno de los pasos que teníamos que tomar" pero insistió que los expertos van a vender estas acciones "lo antes posible".

Von Baer evitó comentar el lugar ocupado por Piñera en el raking de millonarios de la revista Forbes (que lo ubica como el latinoamericano mas rico), ya que "la preocupación más grande de los chilenos hoy es el terremoto", recalcando que en su reunión los presidentes de la Concertación "comprendieron" el cambio del cronograma ocasionado por el terremoto.

marco del pont hablando fuera del congreso a la gente 10-3-10

MÁS DE 67 NIÑOS FUERON PRESOS POLÍTICOS EN URUGUAY.


Alvaro Rico habla en su libro de no menos de 67 niños presos en dictadura. También están los muchos otros que quedaron abandonados, sin uno o ninguno de sus padres, los que partieron al exilio o a la clandestinidad, los "niños de la resistencia". TODOS ESTOS NIÑOS Y ADOLESCENTES FUERON VÍCTIMAS DIRECTAS DEL TERRORISMO DE ESTADO.

Sin palabras. La mayoría de ellos recibió torturas antes de nacer y estuvieron presos el equivalente a 47 años
Al menos 67 niños fueron presos políticos en dictadura en Uruguay
"La guerra no es contra los niños", le dijo el entonces mayor José Nino Gavazzo a Sara Méndez cuando le arrancó de los brazos a su bebé Simón. Como en cada una de sus declaraciones, como en sus columnas de Búsqueda, Gavazzo mintió.

El ex Penal de Punta Rieles. Hoy un Centro de Instrucción del Ejército, en dictadura albergó a presas políticas, varias con sus bebés.
"La guerra" de la dictadura para imponer su proyecto político, económico y social fue contra toda la sociedad y también contra los niños. En el tomo II de la "Investigación histórica sobre la dictadura y el terrorismo de Estado en el Uruguay (1973-1985)", realizada por un equipo de investigadores de la Universidad de la República (Udelar), coordinada por el profesor Alvaro Rico, hay un capítulo especial dedicado a la represión contra los menores de edad.
En el capítulo se informa detalladamente la situación de los niños desaparecidos que recuperaron su identidad, de los tres casos de adolescentes desaparecidos en Argentina que continúan sin aclararse, pero especialmente se informa en detalle de una modalidad de represión: la prisión política de niños.
El listado incompleto de 67 casos refleja que en el caso de estos niños, que en su mayoría nacieron en prisión o eran bebés cuando fueron detenidos junto a sus madres, si se suma su permanencia en las cárceles, estuvieron 565 meses presos, el equivalente a 47 años, casi medio siglo.
En el caso de las madres que estaban embarazadas al momento de ser detenidas, fueron torturadas con sus bebés en el vientre, recibieron palizas, submarino y picana eléctrica, inclusive focalizada especialmente para intentar dañar al bebé en el útero. También en varios casos fueron violadas.
Varios de estos niños fueron, entonces, torturados antes de nacer y, además, nacieron en prisión y fueron mantenidos en ellas, en algunos casos por más de tres años.
Cabe señalar que 27 casos de prisión política de niños se dieron antes del golpe de Estado, es decir en el marco de gobiernos del Partido Colorado, presididos por Jorge Pacheco Areco y después por el entonces presidente constitucional y luego dictador José María Bordaberry.
El primer caso documentado de detención de un niño es de 1970 y el último fue de 1976. En Uruguay hubo niños prisioneros políticos durante al menos durante 7 años, entre 1970 y 1977.

La guerra contra los niños
La información está contenida en el Apartado 3 y va desde la página 374 a la 401.
En el libro se establece una clasificación y listado de niñas, niños y adolescentes que fueron víctimas directas de la represión.
En el punto 1 se establece la situación de los menores de edad que continúan desaparecidos hasta el presente, que son tres.
El punto 2 se refiere a los menores de edad nacidos en cautiverio, con sus padres desaparecidos, secuestrados y con identidad cambiada. Fueron recuperados posteriormente; son 4.
El punto 3 se ocupa de la situación de los niños y adolescentes, hijos de desaparecidos o asesinados políticos, desaparecidos temporarios, localizados después; son 12.
El punto 4 se refiere a un bebé nacido en prisión de padre desaparecido y madre presa política, que fue entregado a su familia biológica.
Punto 5: bebés cuyo nacimiento no ha podido ser confirmado, hijos de padres desaparecidos, cuyas madres estaban embarazadas en el momento de la detención; son 4.
Punto 6: bebés probablemente nacidos en cautiverio ya que sus madres, hoy desaparecidas, probablemente estaban embarazadas en el momento de su detención; son 2.
Punto 7: niños abandonados en el momento de la detención de sus padres, hoy desaparecidos, y recuperados posteriormente; son 8.
Punto 8: niños, hijos de padre desaparecido en Argentina, trasladados en forma ilegal a Uruguay junto a sus madres y liberados posteriormente; son 5.
Punto 9: un niño secuestrado de forma temporaria junto a su padre y recuperado por su familia en Uruguay.
En el punto 10 de establece la situación de los bebés en proceso de gestación con madres presas y sometidas a torturas, nacidos en prisión de sus progenitoras, liberados y entregados a sus familias biológicas luego de cierto tiempo; son 67.
Los niños presos políticos
En las páginas 393 y 394, la investigación de la Udelar incluye un listado de los 63 "bebés en proceso de gestación con madres detenidas y sometidas a torturas; nacidos en prisión compartida con sus progenitoras, liberados y entregados luego a sus familias biológicas". Este listado fue proporcionado por la agrupación que nuclea a estos "niños" que hoy son mujeres y hombres. El listado está incompleto, ya que los casos constatados hasta ahora, según la investigación de la Udelar, son 67. Este número tampoco agota esta realidad, cuya investigación, y por lo tanto sistematización, es de reciente data. En todos los casos en que se señala que no figuran algún dato, en el listado está el nombre de las madres, así como en tres casos más, donde sólo figura el nombre de las madres.
El listado es el siguiente:
1) Alfredo Martín Pereira, nacido el 30/9/72, preso con su madre desde el 20/5/72 hasta el 1/6/75;
2) Ana Celia Azziz, nacida el 25/8/72, presa con su madre desde el 10/5/72 hasta el 12/9/72;
3) Andrea Leyton, nacida el 24/2/73, presa con su madre desde el 15/6/73 hasta el 4/9/74;
4) Carmen Quintana, nacida el 8/8/76, presa con su madre desde el 1/1/76 hasta el 1/9/77;
5) Cecilia Gutiérrez, nacida el 3/11/72, presa con su madre desde el 27/6/72 hasta el 1/9/73;
6) Claudia López Sosa, nacida el 13/11/72, presa con su madre desde el 3/7/72 hasta el 4/9/74;
7) Daniel Taroco, nacido el 9/1/75, preso con su madre desde el 3/5/74 hasta el 1/2/76;
8) Daymán Murro, nacido el 30/1/73, preso con su madre hasta el 4/9/74;
9) Federico Bonino, nacido el 9/4/73, preso con su madre desde el 1/8/73 hasta el 12/12/73;
10) Fernando Francia, nacido el 26/1/73, preso con su madre desde el 21/5/73 hasta el 10/9/73;
11) Gabriel Méndez (sin datos);
12) Guidai Oleaurre, nacido el 13/7/72, preso con su madre desde el 1/11/72 hasta el 1/7/73;
13) Inés Quintana, nacida el 8/8/76, presa con su madre desde el 1/1/76 hasta el 1/9/77;
14) Jimena Valdés, nacida el 28/9/72, presa con su madre desde el 10/5/72 hasta el 4/9/74;
15) Joaquín Perdomo, nacido el 20/1/73, preso con su madre desde el 25/8/72 hasta el 4/9/74;
16) Jorge Giordano, nacido el 21/8/72, preso con su madre desde el 13/9/72 hasta el 4/9/74;
17) Laura Marrero, nacida el 30/1/72, presa con su madre desde el 18/10/72 hasta el 4/9/74;
18) Laura Fernández, nacida el 28/12/72, presa con su madre desde el 14/5/72 hasta el 10/7/74;
19) María Mena, nacida el 16/12/72, presa con su madre desde el 1/6/73 hasta el 1/3/74;
20) Martín Casterlini, nacido el 29/3/74, preso con su madre desde el 5/5/74 hasta el 4/9/74;
21) Mercedes Aiub, nacida el 5/6/73, presa con su madre desde el 19/10/72 hasta el 21/8/73;
22) Micaela Solé, nacida el 28/12/72, presa con su madre desde el 27/6/72 hasta el 4/9/74;
23) Micaela Rivero, nacida el 15/7/70, presa con su madre desde el 17/2/70 hasta el 17/3/71;
24) Mirtha Rezano, nacida el 9/2/73, presa con su madre desde el 24/6/72 hasta el 4/9/74;
25) Mónica Gallego, nacida el 6/1/73, presa con su madre desde el 20/9/73 hasta el 1/7/74;
26) Nicolás Modernell, nacido el 1/3/73, preso con su madre desde el 17/6/72 hasta el 4/9/74;
27) Paloma Soto, nacida el 22/1/77, presa con su madre desde el 1/4/76 hasta el 30/9/77;
28) Patricia Pérez Díaz, nacida el 1/10/72, presa con su madre desde el 14/6/72 hasta el 4/9/74;
29) Rodrigo Gómez, nacido el 7/1/73, preso con su madre desde el 29/5/72 hasta el 4/9/74;
30) Ronell Bologna, nacido el 8/1/73, preso con su madre desde el 16/6/72 hasta el 4/9/74;
31) Ximena Griscti (sin datos);
32) Darío Campalans, nacido el 2/6/75, preso con su madre desde el 15/9/74 hasta el 14/2/77;
33) Gabriel Otero, nacido el 1/1/70, preso con su madre desde el 1/8/72 hasta el 4/9/74;
34) Alba Coito, nacida el 30/9/72, presa con su madre desde el 1/7/72 (sin otros datos);
35) Ana Celia Fernández, nacida el 16/9/71, presa con su madre desde el 1/1/71 hasta el 1/12/71;
36) Valeria García Morales, nacida el 14/11/70, presa con su madre desde el 14/11/70 hasta el 18/11/70;
37) Walter Cheroni (sin datos adicionales); 38) Máximo Jiménez (sin datos adicionales);
39) Santiago Viviano (sin datos adicionales);
40) Victoria Araujo, nacida el 17/1/73, presa con su madre desde el 19/5/73 hasta el 8/73;
41) Nicolás Correa Vila (sin datos adicionales); 42) Alejandro Daniel Guerra (sin datos adicionales);
43) Diego Amorío (sin datos adicionales); 44) Mauricio Djamila (sin datos adicionales);
45) Enrique Feldogel (sin datos adicionales);
46) Ernesto Pirri (sin datos adicionales);
47) Francisco Puente (sin datos adicionales);
48) Gabriel Viana (sin datos adicionales);
49) Gabriel Sorensen (sin datos adicionales);
50) Gabriela Echenique (sin datos adicionales);
51) Gabriel Vitabar (sin datos adicionales);
52) Gabriela Fernández (sin datos adicionales);
53) Juan Andrés Uribasterra (sin datos adicionales);
54) Magdalena Fajardo (sin datos adicionales);
55) Marcos Carrera (sin datos adicionales);
56) Mauricio (sin datos adicionales);
57) Paula (sin datos adicionales);
58) Rafal Díaz (sin datos adicionales);
59) Roberto López Sosa (sin datos adicionales);
60) Santiago (sin datos adicionales);
61) Santiago (sin datos adicionales);
62) Verónica Vasallo (sin datos adicionales);
63) Victoria Rosado (sin datos adicionales).

Sin palabras
Alvaro Rico, el coordinador de la investigación de la Udelar, dijo en entrevista con LA REPUBLICA, refiriéndose a estos casos: "A veces las palabras se quedan cortas".
Esta realidad, la de los niños prisioneros, reprimidos como niños y utilizados para amenazar y hostigar a sus madres, muestra que la represión no tuvo límites.
Nos hemos limitado a reproducir los datos consignados en la investigación, que comprueban que los niños fueron un objetivo para la represión.
Pero además, hay que agregar que también se torturaron niños para intentar quebrar a sus padres; varios fueron torturados antes de nacer, en el útero de sus madres; que miles de niñas y niños crecieron con sus madres o padres presos y fueron también vigilados, tanto en la escuela como en el liceo y, también, como lo prueban archivos de inteligencia militar y policial, en sus cumpleaños, sus actividades deportivas y culturales; que otros miles fueron obligados a exiliarse, en algunos casos con sus padres y en otros casos solos, dejando a sus padres presos o desaparecidos; que decenas de niños crecieron teniendo a sus padres desaparecidos o asesinados políticos.
Y hay que consignar además que los niños también fueron botín de guerra de los represores y muchos fueron secuestrados para venderlos o entregarlos a familias militares que no podían tener los suyos. El caso de Macarena Gelman es una prueba clara de ello. Pero nada señala que haya sido el único caso y habrá que seguir investigando si no hubo más bebes llevados desde Buenos Aires a Uruguay para entregarlos a militares o civiles vinculados a la represión en Uruguay

Mario Vargas Llosa, el escritor malinche que el imperialismo norteamericano necesitaba


Todo lo que huela a progresismo el escritor peruano lo transforma en odio visceral y en ataques virulentos que dejan de estar a la altura de su otra condición: la de escritor afamado y respetado
El problema es que no todos tienen capacidad y racionalidad suficientes para aceptar lo anterior.Vargas Llosa es una de aquellas personas que aun hoy, a muchos años de la paliza electoral recibida en Perú, sigue demostrando cuán imposible le ha resultado digerir un hecho como el relatado, y actúa resentidamente en consecuencia.
Todo lo que huela a progresismo e izquierdismo lo transforma en odio visceral y en ataques virulentos que dejan de estar a la altura de su otra condición: la de escritor afamado y respetado.
Reza la leyenda que toda persona reconvertida a una nueva fe, resulta ser definitivamente más dura e intransigente en la defensa de su nuevo estado que los propios mentoresque le llevaron a él. El novelista Vargas Llosa, miembro dilecto del antiguo ‘boom latinoamericano’, fue en su momento uno de los principales defensores de la revolución cubana y de la administración castrista. De pronto, unas disensiones sostenidas con otros escritores del ‘boom’ le separaron de la pléyade izquierdista para terminar alejándose no sólo de colegas como García Márquez, Benedetti, Neruda, Galeano y similares, sino también de Cuba, de Fidel y de todo bosquejo de progresismo político.
De ahí en más, sorprendentemente, el escritor peruano apareció apoyando las tesis capitalistas de la derecha latinoamericana, enemiga a muerte de Cuba y esclava de sus propias debilidades de clase ante el imperialismo paterno estadounidense. Desde el punto de vista político nada hay de criminal en ello, pues todo ser humano tiene el sagrado derecho a poseer una opinión, una ideología y una esperanza…aunque ellas no se condigan con la justicia social ni con la solidaridad que emana de la democracia.
El caso Vargas Llosa va mucho más allá. Él odia con intensidad no sólo a las ideologías progresistas e izquierdistas, sino también –y muy particularmente- a los líderes de esas ideologías. A ellos el novelista peruano les califica como “la hez latinoamericana”, refiriéndose a Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa y Daniel Ortega, según se lee en su última columna escrita para el diario chileno “La Tercera”, la cual publicó las ideas del susodicho en las páginas 86-87 de su edición del domingo 07 de marzo recién pasado.
¿Será Lula el próximo resumidero de las iras 'vargasllosianas' porque el mandatario brasileño se reunió con los hermanos Castro en La Habana? La pregunta es válida, a juzgar por lo que escribió nuestro iracundo personaje en el diario chileno ya mencionado: “Cuando se trata del exterior, el Presidente Lula se desviste de los atuendos democráticos y se abraza con Chávez, con Evo Morales, con el Comandante Ortega, es decir, con la hez de América Latina, y no tiene el menor escrúpulo en abrir las puertas de Brasil a la satrapía teocrática integrista de Irán”.
Posee tal intensidad el odio enfermizo demostrado por el escritor peruano a las tiendas y gobiernos de izquierda que, en una de esas, pierda aun más los estribos y exacerbe su ira cruzando la frontera de su propio fundamentalismo para acusar al presidente Obama de ‘socialista’, pues la prensa limeña ya se ha enterado que en reuniones con amigos, Vargas Llosa ha reconocido que extraña (‘el mundo lo extraña’, dicen que dijo) al ex cow-boy ignorantón George W. Bush.
En el ínterin, ausente de la Casa Blanca el invasor del legendario Bagdad de las “mil y una noches”, nuestro novelista –buscando compensar esa ‘pérdida’ tan sensible para los fascistas- se ha dado el lujo de recorrer el continente americano (con los consejos de otros ‘tragasables’ como los españoles Aznar y Rajoy) para aportar lo suyo a la nueva planificación emanada desde el Pentágono.
Es así que, luego de tomar café y lenguajear con Felipe Calderón en México (un verdadero empleado menor del Salón Oval), viaja a Bogotá para entrevistarse con Álvaro Uribe (el principal bastión de U.S.A. en estos lares sureños), y luego, ya enterado de algunas diabluras programadas por el presidente colombiano, va a susurrarlas en Lima al oído de su antiguo adversario, el gordo Alan García, reconvertido a la fe neoliberal, igual que el propio chasqui Vargas, el que ahora dispone de un nuevo destino: Santiago de Chile, pues no resulta un despropósito aventurar que Sebastián Piñera ya debe tener dispuestas sus orejas para endulzarlas con la miel que el peruano le traerá de vez en cuando en calidad de nutriente cahuinero para desbancar a los gobiernos no adictos al tío Sam. Todo ello con el beneplácito y apoyo de los mandamases estadounidenses, obviamente.
Es una lástima constatar que el autor de esa magnífica novela titulada “La fiesta del chivo” se haya convertido en uno de los principales referentes del clasismo, racismo, y depredación que el imperialismo capitalista realiza en Latinoamérica, incluyendoa la propia patria de Varguitas, esa patria que él retrató con brillantez en obras como “Conversación en la catedral”, “La ciudad y los perros”, “Pantaleón y las visitadoras”, etc., a la cual, hoy, parece denostarla si ella no se entrega de brazos y piernas abiertas a la explotación del capitalismo salvaje al estilo chileno.
Magnífico defensor de sus intereses económicos tiene Sebastián Piñera en el Perú. ¿Será gratuito? Para Piñera tal vez no lo sea tanto y el monto a cancelar lo considere menos que un pelo de la cola de un camello, pero, ¿qué tendrá que pagar Chile como país en esta nueva asociación de derechistas especuladores y ‘malinches’?

Arturo Alejandro Muñoz


(*)De familia azteca noble, La Malinche fue esclavizada, se convirtió en intérprete y en la persona de confianza del conquistador español Hernán Cortés, a quien dio un hijo. Muchos historiadores la ven como la gran traidora de los aztecas.

En la historia de México, Malinche se convertirá en un símbolo del indio seducido y abandonado, dando lugar al término malinchismo, con el que se señala la entrega a lo que viene de fuera y la incapacidad para valorar lo propio.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Las mujeres argentinas y la participación política.‏La historia del voto femenino


En 1945 se creó en el área de la Secretaría de Trabajo y Previsión, una Dirección de Trabajo y Asistencia a la Mujer. A partir de allí se formó Comisión Pro Sufragio Femenino.
Desde algunos sectores sociales como la Asamblea Nacional de Mujeres, la escritora Victoria Ocampo (su fundadora) instaba a “no aceptar dócilmente” el otorgamiento del voto por decreto “de manos del gobierno de facto”.
Ya Perón en el gobierno, en setiembre de 1946, Evita llevó al Congreso un proyecto. El Senado había dado su aprobación pero cuando se debió debatir en Diputados comenzaron las dilaciones:
El 3 de setiembre de 1947 se solicitó el tratamiento inmediato del proyecto. “El diputado Colom tuvo que salir a la calle para explicarles que había fracasado en su intento, que la culpa la tenían los opositores” porque durante la sesión, después de un homenaje a Alberdi y a Sarmiento, la bancada radical planteó una cuestión de privilegio por una agresión recibida en un encuentro partidario en Plaza Italia. La Cámara votó el pase a comisión y frustró el tratamiento del proyecto.
Eduardo Colom pidió que se atendiera el reclamo de 50.000 mujeres que esperaban en las afueras del Congreso. El diputado radical Baulina negó el apoyo de la UCR. Oscar Albrieu apoyó a Colom en nombre del bloque peronista. Ricardo Balbín (UCR) apoyó a su correligionario y se votó pasar la fecha de tratamiento del proyecto para el 9 de ese mes, a fin de tratar el tema “con mayor profundidad”. La cámara votó esta propuesta. De este modo la Cámara burlaba las expectativas de las miles de mujeres que se habían ubicado frente al Congreso.

El 9 de setiembre Evita acude a presenciar el debate. El presidente Guardo abrió la sesión especial, se leyeron los proyectos enviados por el Senado, los despachos por mayoría y minoría de la Comisión de Asuntos Constitucionales. Luego del debate, el diputado Decker mociona por su cierre por lo que se vota en general por unanimidad de los presentes y en particular artículo por artículo. Entrada la noche el proyecto se había convertido en ley. Una de las modificaciones que quería introducir la oposición era que el voto no fuera obligatorio sino optativo, las razones? Que no contemplaba las condiciones de la “realidad argentina”…
El sencillo texto de la ley de apenas 7 artículos resume que las mujeres obtenían los mismos derechos políticos que los hombres, lo mismo a las extranjeras residentes en el país a las cuales regiría la misma ley electoral. Se creó un documento cívico para los actos electorales y para identidad, se estableció la confección del padrón, y se hicieron aclaraciones sobre disposiciones de carácter militar que no regirían para las mujeres.

Es importante acceder a los argumentos de alguno de los que obstruyeron la realización de las sesiones como es el caso del diputado Reynaldo Pastor, representante de San Luis por el Partido Demócrata Nacional: “La masa de mujeres que habita en toda la inconmensurable extensión de nuestro territorio nacional se divide en forma bien definida, en lo referente a esta materia, en tres categorías. Están las mujeres que desean vehementemente el ejercicio del derecho del voto, que sienten la pasión por el combate político, que siguen permanentemente todos los movimientos de nuestros partidos, todas sus manifestaciones … Es decir que están las mujeres que quieren conquistar lo más inmediatamente posible el derecho de actuar activamente en política, el de inscribirse en los padrones cívicos, el derecho a votar en los comisiones, el de elegir y ser elegidos. No son las más. Están las mujeres que repudian en lo íntimo de su ser toda actividad política, que creen y tienen conciencia de que ese género de actividad les va a traer una preocupación perturbadora para su vida diaria y para su tranquilidad y algunas hasta vislumbran peligros graves para la unidad de la familia y para la paz del hogar. Esas son las mujeres –y son muchas- que no reclaman el derecho del ejercicio del voto, que no quieren ejercer ese derecho y que desean que si sanciona una ley para satisfacer las aspiraciones muy legítimas, de las que quieren el derecho del voto, no se lo sancione con carácter obligatorio, es decir, obligándolas a ejercer un derecho que no reclaman y que no quieren. Y está también un sector ponderable de mujeres que son el material plástico para el futuro, que son las mujeres que constituyen la masa susceptible de una evolución futura. En ese sentido, a ellas también les puede satisfacer una ley que no haga obligatorio el ejercicio del derecho del voto, pero sí, que en el momento que evolucionen o dejen de pensar eso, les permita incorporarse a una u otra de las corrientes que he señalado”.
Paternales preocupaciones del diputado Pastor quien, además, practicaba un prejuicio político y social muy marcado, cuando seguía diciendo: “Si nosotros tratamos de reconocer como muy legítima, muy justa y muy necesaria la aspiración de las mujeres que quieren ejercer derechos políticos, concurrir a comicios e incorporarse al aluvión de las agitaciones y de las pasiones políticas, en cuanto a las mujeres que no quieren incorporarse a ese aluvión, que prefieren la tranquilidad y la paz de la vida hogareña, que prefieren conservar el sello de femineidad que es necesaria para su espíritu y para su vida ¿con qué derecho les vamos a impedir que puedan realizar sus aspiraciones sobre todo cuando podemos satisfacer sus anhelos sin herir ni perjudicar las aspiraciones de las que apoyan la ley del voto femenino?”.
Y no paraba ahí la “preocupación” del diputado Pastor, a quien el trabajo de menores le parecía natural y necesario en tanto “defendía” el derecho de la mujer a no conocer otras posibilidades en tanto que “advertía” todas las “tragedias” que podían ocurrirles a aquellas que desearan participar de una realidad para modificarla: “Conozco la vida de nuestro medio social en toda la inconmensurable extensión de sus cuatro rumbos cardinales. Yo se que hay muchas mujeres aisladas en la campaña argentina, a muchas leguas de los lugares de población, que son los lugares de realización de los comicios; que hay mucha mujer que vive incorporada a una vida de lucha y de sacrificio, a la par que su compañero, a veces con hijos pequeños que también participación desde muy chicos del trabajo rural. Yo se que a toda esa mujer, a la que se va a obligar a concurrir a inscribirse en el respectivo padrón cívico y que en cada proceso electoral deberá abandonar su hogar en las mismas condiciones que el hombre, se le van a crear situaciones que difícilmente va a poder resolverlas y que a veces se van a traducir en tragedias. Yo pregunto a los señores diputados, cuando en plena campaña argentina, en un pequeño rancho que azotan todos los días los vientos, con un pequeño capital creado, en el cual, mientras el hombre maneja la mancera del arado o campea sus animales en plena selva, la mujer atiende a sus pequeñuelos, contribuye a tares como la de dar agua al pequeño rebaño, preparar la comida para todos, cuidar de sus chicos para que no corran ningún riesgo, qué hacemos nosotros cuando obligamos a que esa mujer se traslade junto con su marido a una cantidad de leguas para dar su voto, qué hace cuando no puede trasladarse durante dos, tres o cuatro días, como ocurre en muchas partes del país, porque tienen que hacerlo la víspera de un comicio, quedarse el día del comicio, regresar al día siguiente sin tener un lugar donde alojarse o teniendo que dormir al raso como el hombre. Todo eso haciendo abstracción absoluta de los fenómenos fisiológicos a que está sometida la mujer y a los que no está sometido el hombre…” El único fenómeno naturalmente conservador en el Congreso era el diputado Pastor a quien no se le ocurría ninguna medida para evitar, justamente, los padecimientos que utilizaba en sus argumentos, un verdadero papelón por otra parte.
Pero el verborrágico Pastor adolecía de incontinencia verbal y, tarde esa noche, seguía manifestando la preocupación que tenía por la participación de la mujer en la política: “estamos sancionando una ley de voto femenino sin tener un solo antecedente, ni una información sobre las consecuencias y la gravitación que este hecho va a tener en la vida nacional. No sabemos ni aproximadamente el número de mujeres que están en condiciones de inscribirse obligatoriamente en los padrones, no sabemos en qué forma se distribuyen esas mujeres, ni en qué medida pueden cambiar la organización y composición de este propio cuerpo, y si no se trata de una ley destinada a producir fenómenos que ya hemos palpado en la vida nacional y que han traído consecuencias desagradables en la solución de problemas fundamentales de la nación”.
Y finalizaba con un llamamiento sentimental: “pero a mi juicio es fundamental para el mantenimiento de la unidad de la familia argentina. El ejercicio de la actividad política, las pasiones que agitan en cada una de las campañas a todos los que participan de ellas, los enconos que se provocan y que perduran largamente, ¡todo eso no es, acaso, un factor desintegrante de un hogar cuando por razones temperamentales del hombre o de la mujer se hace peligrosa la decisión de esos problemas dentro de la vida hogareña? ¿es, acaso, el pensamiento del Estado superior a la conciencia que tiene una mujer de que ese peligro la amenaza si ella entra en actividades políticas y si debe ejercer por obligación de una ley el ejercicio del voto? ¿Qué juez más superior, qué juez más consciente y más sincero puede haber en este caso que la propia mujer para defender la integridad y la paz de su hogar, el porvenir de sus hijos? ¿O acaso los señores diputados creen que es una parábola que se rompe la unidad de muchos hogares, se deshacen los vínculos matrimoniales y los hijos quedan viviendo una eterna tragedia, o aún, la tragedia de que se discuta si tuvo razón el padre o la madre, al lanzarlos a ese conflicto? ¿Quién puede ser juez más superior que la propia mujer que conoce mejor su carácter y la sensibilidad de su compañero? ¿Quién tiene más obligación y más derecho a resguardar eso? ¿qué derecho tenemos nosotros a imponer una ley que pueda poner en peligro esa paz y esa tranquilidad?”.
El pensamiento del diputado Pastor resultaba de una inconmensurable oscuridad… para las mujeres.
Pero el proyecto de ley salió, a pesar de los intentos de los OPOSITORES, que frenaban todo proyecto del gobierno peronista con argumentos tan tilingos como los del diputado Pastor o los de la Unión Cívica Radical para frenar y obstruir leyes realmente PROGRESISTAS. No cambiaron nunca.
Esta ley lleva el número 13010 aunque, por justicia, si a la ley que otorgó derechos políticos a los hombres (Nº 8871) se la llama “ley Sáenz Peña”, a esta, en un verdadero homenaje por el día de lucha que representa el 8 de marzo, debería haber sido llamada LEY EVA DUARTE.

Discurso del diputado Pastor citado del libro de Estela Dos Santos: Las Mujeres Peronistas.
Escribe: Mónica Oporto

Encuesta por las elecciones de 4 de abril:Evo gana en seis de los nueve departamentos de Bolivia


El partido del presidente Evo Morales, el Movimiento Al Socialismo (MAS), ganaría las próximas elecciones regionales del 4 de abril en seis de los nueve departamentos de Bolivia, según una encuesta difundida por el diario La Razón.

Según el sondeo, el MAS goza de la preferencia electoral en los departamentos de La Paz, Oruro, Potosí, Cochabamba, Chuquisaca y en Pando; fuerzas de la oposición siguen dominando las regiones de Beni y Santa Cruz, mientras que en la sureña Tarija hay un empate.

La encuesta fue elaborada por la empresa Ipsos, Apoyo, Opinión y Mercado para el diario La Razón y la red de televisión ATB entre el 20 de febrero y el 2 de marzo con sondeos a 2.940 personas en más de un centenar de poblaciones de los nueve departamentos.

Por el MAS, César Cocarico ganaría el cargo de gobernador de La Paz con un 41 por ciento de apoyo, el ex presidente de la Cámara de Diputados Edmundo Novillo haría lo propio en Cochabamba con 51%, Félix Gonzales en Potosí, con 49%, y Esteban Urquizo en Chuquisaca, con un apoyo del 44 por ciento.

Además, Luis Flores del MAS tiene un respaldo del 41% en Pando y su correligionario Santos Tito en Oruro, con un 27%. De su parte, el gobernador opositor Ernesto Suárez revalidaría mandato en Beni con un 44%, seguido de la oficialista y ex Miss Bolivia Jessica Jordan, con un 25%.

En el departamento oriental de Santa Cruz, el más próspero del país, el también opositor y gobernador Rubén Costas lograría otra gestión al reunir un respaldo con un 58%, en tanto que el oficialista Jerjes Justianiano suma un 26%.

En Tarija, se produce un empate del 37% entre el representante del oficialismo Carlos Cabrera y el que fue gobernador en la gestión que acaba, el opositor Mario Cossío.

Según establece la legislación boliviana, los gobernadores que querían buscar la reelección renunciaron a sus cargos el pasado enero con motivo de la convocatoria electoral.

Además de los nueve gobernadores, los bolivianos elegirán el 4 de abril 144 asambleístas departamentales, 337 alcaldes, 1.887 concejales, 23 autoridades indígenas de carácter local, además de subgobernadores provinciales y corregidores.

CRISTINA LANZA PLAN CANJE DE CAMIONES


El plan consiste en que cada transportista pyme (que posea 5 unidades como máximo) recibirá un subsidio de entre $25 mil y $35 mil a cambio de la vieja unidad. El vehículo debe ser de una antigüedad mayor a 30 años y estar en funcionamiento al momento de su entrega.

Además del subsidio, el transportista accederá a un crédito del Banco Nación a 5 años con tasa subsidiada por el Ministerio de Industria y Turismo para renovar la unidad.

La tasa del crédito para los transportistas del norte del país es del 10,5 % anual más el 2 % subsidiado, mientras que para el resto del país la tasa es del 12 % más el 2 % subsidiado. El plan alcanza, en su primera etapa, a 2.100 camiones, lo que beneficiará al 17 % de los transportistas pymes.

El total del universo pyme al que alcanza esta propuesta es de 70 mil unidades de más de 30 años.

La iniciativa "se propone dar mayor eficiencia y seguridad al sector del transporte de carga, al reemplazar unidades antiguas por otras 0 kilómetro de potencia mayor a 200 HP (camiones de carga, semipesados), e implica un incentivo a la producción local de camiones", se anunció oficialmente.

A su vez, se advirtió que, para acceder al beneficio, el transportista deberá no poseer deudas con el fisco (tributarias y previsionales); estar inscripto en el Registro Unico del Transporte Automotor (RUTA) o, en su defecto, poseer la revisión técnica obligatoria y seguro al día; ser sujeto de crédito; y entregar el certificado de baja del registro automotor más el certificado de chatarrización de la unidad entregada.

LA HISTORIA DEL BUQUE DE LA MUERTE


El buque escuela chileno “Esmeralda” fue uno de los peores centros de tortura y asesinato de la dictadura pinochetista, y como tal, hasta hace poco tiempo era recibido con actos de repudio en cada puerto que tocaba. Que la armada chilena se siga negando a terminar con ese problema cambiándolo por otro es signo claro del orgullo que siguen sintiendo los mandos militares chilenos de hoy por lo que hicieron los de aquél entonces.
En la provincia de Valparaíso la Armada empleó como lugares de reclusión, interrogatorio y/o tortura los Buques "Lebu", "Maipo" y el Buque Escuela "Esmeralda", estos tres en el puerto de Valparaíso; la Base Aeronaval "El Belloto"; la Academia de Guerra Naval y especialmente una de sus dependencias, el "Cuartel Silva Palma". Según los antecedentes aportados por la Comisión contra la Tortura de la Quinta Región señalan que por la Esmeralda deambularon alrededor de 500 detenidos políticos, 1000 por el Buque Maipo y 4000 por el Buque Lebu, barco cedido por la compañía Sudamericana de Vapores. Los mismos informes sostienen que por el Estadio de Valparaíso pasaron cerca de 3000 mil personas, por la Academia de Guerra y el Cuartel Silva Palma, 4000, todos los cuales fueron torturados y muchos de ellos, asesinados.

Inmediatamente después del 11 de septiembre de 1973, el Buque Escuela "Esmeralda" fue utilizado por la Armada de Chile como centro de detención y tortura en el puerto de Valparaíso, según ha sido fehacientemente demostrado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA (Informe 24/OCT/74), Amnistía Internacional (Informe AMR 22/32/80), el Senado Norteamericano (Resolución 361-16/JUN/86) y el Informe de la Comisión Nacional (Chilena) de Verdad y Reconciliación (Tercera Parte, Capítulo I, Sección 2 f.2.). Los testimonios de que la "Esmeralda" fue efectivamente usado como cámara de tortura flotante son múltiples y coincidentes. Entre ellos destacan los del abogado chileno Luis Vega, actualmente residente en Israel; el ex-funcionario del Instituto Nacional de Desarrollo Agropecuario, Claudio Correa, actualmente residente en Inglaterra; y el profesor universitario y ex-alcalde de Valparaíso, Sergio Vuscovic, actualmente residente en Chile.

Según el Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación (Informe Rettig), en el caso del Buque Escuela "Esmeralda", las investigaciones practicadas por esta Comisión permitieron comprobar que una unidad especializada de la Armada se instaló en su interior con el objeto de interrogar a los detenidos que se encontraban en la misma nave y a los que eran traídos de otros recintos de reclusión de la Armada. Esos interrogatorios, por regla general, incluían torturas y malos tratos." La "especialización" de la mencionada unidad no necesita mayores explicaciones.

Aunque el número de detenidos a bordo del Buque "Esmeralda" varía según los testimonios pues se los trasladaba de un barco a otro a medida que iban siendo interrogados. El Senado Norteamericano (1986) indica que llegó a haber 112 de ellos. Según la evidencia disponible, en un momento hubo unas 40 mujeres detenidas, las cuales fueron sometidas a todo tipo de maltratos, torturas, vejaciones y violaciones. Entre los detenidos cabe destacar la presencia del sacerdote católico chileno-británico, Miguel R. Woodward, quien falleció a consecuencia de las torturas cuando el 22 de septiembre de 1973 se le llevó al Hospital Naval de Valparaíso por indicación de un médico de la misma Armada. Aunque la Iglesia Católica reclamó su cuerpo, nunca le fue entregado y se lo sepultó en una fosa común sobre la cual posteriormente se construyó un camino.

El caso del Padre Woodward está debidamente acreditado en las investigaciones del juez Baltasar Garzón de la Audiencia Nacional de España, Sumario 19/97-J, incoado en contra de Augusto Pinochet y otros por los delitos de genocidio y terrorismo internacional desarrollados a través de múltiples asesinatos, conspiraciones para el asesinato, secuestro, torturas y desapariciones (Auto de fecha 03/NOV/98, Antecedente Décimo). La detención del Padre Woodward a bordo del "Esmeralda" fue informada por primera vez en septiembre de 1973 por el periódico "La Estrella" de Valparaíso, cuando toda la prensa y demás medios de comunicación, incluido "La Estrella", se encontraban bajo estricto control y censura militar.


Las investigaciones hechas por sus familiares y las cortes demuestran que: "tras pasar por el buque Lebu, el padre Woodward fue llevado a La Esmeralda, en ese entonces comandada por el Capitán de Navío (r) Jorge Sabugo Silva. En el barco, fue golpeado incesantemente hasta reventar sus órganos. Cuando estaba moribundo a causa de las torturas, el médico a bordo llamó al capitán Carlos Fanta, entonces comandante del crucero Latorre y máxima autoridad naval de la zona, ya que el Almirante José Toribio Merino se encontraba en Santiago. Le dijo que 'había un cura que estaba muy mal, que tenía una hora de vida'. El Capitán Fanta envió a La Esmeralda a su médico, Doctor Kenneth Gleiser, actualmente contralmirante encargado de servicios sanitarios de la Armada.

Según el libro Sangre sobre La Esmeralda, Gleiser revisó a Woodward a bordo de La Esmeralda, aunque otras versiones, incluyendo el Informe Rettig, afirman que fue bajado al molo de abrigo del puerto. Fue llevado al Hospital Naval, falleciendo en el trayecto. El 25 de septiembre, fue sepultado por la propia Armada en una fosa común del Cementerio de Playa Ancha. Tras su muerte, se le envió a la familia del sacerdote el certificado de defunción, donde se anotaba la causa de muerte como paro cardíaco. 'Con eso nos conformamos', recuerda Patricia Bennets, hermana del sacerdote. 'Pero en 1975, vimos un artículo en un periódico inglés que hablaba de un sacerdote británico muerto por torturas en Chile, y ahí nos enteramos de la tortura. Eso fue mucho más horroroso que la noticia de su muerte, porque en tres años, no habíamos tenido idea de cómo había muerto realmente'.

Ciertamente la "Esmeralda" no sólo es el barco de la muerte y la tortura según ha sido acreditado ampliamente, sino que también ha pasado a ser el símbolo de las acciones criminales más siniestras que se hayan implementado nunca en los países hermanos del cono sur latinoamericano. Digan lo que digan las cúpulas del contorsionismo político chileno, su visita anual a distintos puertos del mundo continuará siendo un baldón para Chile mientras los miembros de la Armada de Chile no superen su cobardía moral, reconozcan el uso criminal que se hizo del buque y pidan perdón por las víctimas martirizadas a bordo.

martes, 9 de marzo de 2010

Generocidio:Un termino poco conocido pero de uno de las mayores crimenes de la humanidad (leanlo, vale la pena)


"Generocidio es un asesinato masivo género-selectivo. El término fue usado por 1ra. vez por Mary Anne Warren en su libro Gendercide: The Implications of Sex Selection (Generocidio: Las implicaciones de la selección por sexo), de 1985. Warren dibujó "una analogía entre el concepto de genocidio" y lo que ella llamó "generocidio." Citando el Diccionario de la lengua Inglesa de Oxford, la definición de genocidio es "la deliberada exterminación de una raza de personas," Warren escribió: "Por analogía, generocidio puede ser la exterminación deliberada de personas de un sexo (o género) en particular. Otros términos como "ginecidio" y "feminicidio," han sido usados para referirse a los asesinatos injustos de niñas y mujeres. Pero "generocidio" es un término sexual-neutral, en el cual las víctimas pueden ser tanto mujeres como varones. (...)."
Si me permiten que les haga una recomendación, no dejen de leer el reportaje principal del último número de The Economist.
Bajo el impactante titular de Gendercide o Generocidio hace referencia a las consecuencias sociales y económicas de la selección de sexos en el embarazo tan extendido por algunas de las principales potencias asiáticas, especialmente China e India.
Una práctica que permite la supervivencia del varón y el exterminio de la mujer no nacidos provocando de esta manera un fuerte desequilibrio entre la derecha y la izquierda de la pirámide poblacional.
Personalmente, me ha puesto los pelos de punta, alerta de las trágicas consecuencias para la percepción de la vida humana, que pierde completamente su valor, de determinadas políticas demográficas.
hay una relación causa efecto probada entre la falta de mujeres y el aumento de los actos delictivos vinculados a tal carencia, lo cual no deja de ser una obviedad, delitos que van desde las violaciones o abusos al tráfico de personas con fines de matrimonio forzado o prostitución.
La tasa de criminalidad en China se ha multiplicado por 2 en 20 años y un porcentaje significativo de tal aumento está ligado a esta realidad. Para un país que basa la permanencia de su estructura actual en la cohesión social, el problema no es moco de pavo. Se está fabricando una bomba de relojería de un modo imperceptible.
Las complicadas circunstancias se ven agravadas por un fenómeno adicional y es que el suicidio es la causa más común de muerte de las jóvenes chinas entre 15 y 34 años, algo que según el autor se deriva, no sólo de la violencia ejercida sobre ellas, sino de la obligación familiar o marital de abortar o liquidar al recién nacido femenino.
A veces uno se pregunta en qué mundo vivimos. Está por ver, por cierto, si esto no acabará traduciéndose en una suerte de imperialismo demográfico por el que China busque dar salida a sus jóvenes en ebullición. Quédense con la copla: para 2020, 40 millones de ciudadanos menores de 35 años estarán desparejados en aquel país, un equivalente al total de adolescentes en Estados Unidos.

Obama expulsa más inmigrantes que Bush


El presidente Barack Obama podría llevarse una sorpresa muy desagradable en 2012, si ambiciona una reelección: no ha logrado avanzar en la reforma de inmigración, y el malestar en esa comunidad crece y crece. Obama expulsa a 46% de inmigrantes 'sin papeles' más que George Bush.
El 21/03 está prevista la ‘Marcha por América’, una gran manifestación en Washington DC a favor de la reforma.
Obama logró el 67% del voto hispano en 2008, 8 puntos más que John Kerry en 2004. Y el voto inmigrante fue decisivo para que Obama ganara en Colorado, Nevada, Nuevo México y Florida.
Pero, con tanta obsesion por la reforma sanitaria, Barack Obama ha dejado sin moverse la reforma de la inmigración, uno de los pilares de su agenda.
Según la Memoria Anual del Departamento de Seguridad Interior, el número de extranjeros ilegales devueltos a sus países se incrementó en 46% en el 1er. año de presidencia de Obama.
De acuerdo a ese informe, en el año fiscal 2009 (01/10/2008 a 30/09/2009) fueron expulsados 387.790 extranjeros de USA, frente a 264.503 de 2008.
Durante 8 meses y 11 días del año fiscal 2009, Obama fue el presidente de USA.
El documento explica que las autoridades “excedieron en 40.000 [personas expulsadas] su objetivo, y tratará de alcanzar un nivel similar o superior de expulsiones en el año fiscal 2010.
Obama se reunió con los senadores Chuck Summer (demócrata) y Lindsay Graham (republicano) para tratar de sentar las bases de una ley “bipartidista” que resuelva el atasco en el sistema inmigratorio de USA.
La semana pasada, 350 miembros de organizaciones afiliadas al Consejo Nacional de la Raza —el principal 'lobby' hispano en USA— se reunieron en el Congreso con legisladores para expresarles su malestar con la actual situación.
La Raza también ha colgado en internet un duro video contra Obama que comienza: “A veces estamos tan ocupados que nos olvidamos de las promesas que hicimos”.

LAURA, BUSCA A SU HERMANA MARIANA NACIDA EN CAUTIVERIO EN ARGENTINA.


Querida Hermana:
Soy Laura, hija de Nora Susana La Spina y Jorge Néstor Cena. Nuestros padres fueron secuestrados por la dictadura militar entre el 15 y 20 de noviembre de 1976 en La Plata, en calle 34 entre 13 y 14.
Mamá estaba embarazada de vos y esa misma noche naciste en una comisaría.
Tres días pasaste con ella, mamá te puso el nombre de Mariana, que es tu verdadero nombre.
Luego te llevaron y nunca más supimos nada de tu paradero.
Nuestros padres están desaparecidos. Yo te busco desde hace años, sos mi única hermana y mi deseo es que estemos juntas.
Quiero que sepas que tenés una familia que te espera y te ama, y a pesar de que nunca te vimos, sabemos que estás viva.
Ojalá que si alguien sabe algo de vos nos ayude a encontrarte.
Si hay algún dato,por mínimo que sea, por favor escribir a
lauraymarianajuntas @yahoo.com. ar
Muchas gracias.
Abuelas de plaza de mayo:

Si naciste entre 1975 y 1980 y tenés
dudas sobre tu origen, consultá los Casos de nietos que estamos buscando

abuelas@abuelas.org.ar | dudas@abuelas.org.ar | denuncias@abuelas.org.ar

lunes, 8 de marzo de 2010

QUÉ SIGNIFICA SER CENTROIZQUIERDA HOY EN ARGENTINA? Escrito por Norberto Galasso


El inicio del año de 2010 es buena época para poner en claro las cuestiones pendientes en la vida personal y así también ocurre, en el área política.
Por eso, nos parece oportuno abordar algunas cuestiones centrales que en el fárrago de las luchas coyunturales quedan a veces subordinadas o indebidamente tratadas.
Una de ellas es el empleo de categorías liberales para calificar a personajes y partidos políticos, deformación que ,en general, acepta la mayoría de la dirigencia.
Así, se habla en la Argentina de “centroderecha” y “centro izquierda”. Últimamente, un político mediático señalaba que “el centro derecha tiene problemas porque se halla dividido: allí están el PRO, la Coalición Cívica, el Radicalismo, el P.J. disidente, el peronismo federal, el PJ, partidos provinciales, el Frente para la Victoria, los radicales K”, un sector del Partido Socialista y diversas fuerzas pro kirchneristas entre las cuales, supongo, incluye a los movimientos sociales, a la CGT y sectores del CTA pro kirchneristas, mientras él se asume como “la centro izquierda” que sería, parece, el Sí, el grupo de Sabatella, Diálogo por Buenos Aires, Proyecto Sur, Libres del Sur y otro sector de la CTA y del Partido Socialista.
Utilizando las categorías del liberalismo conservador oligárquico no habría entonces “movimiento nacional”, ni fuerzas “nacionales y populares”, ni “nacionalismo revolucionario”, ni posición “nacional-democrática”, ni Izquierda Nacional.
De este modo resulta que no existe en la Argentina una “cuestión nacional y así retrocedemos a la alineación de las viejas izquierdas – Partido Socialista, Comunista y el trotskismo autodenominado “clasista”- convertidas en alas izquierdas del régimen (1945, 1955, Mesa de Enlace Agropecuaria, etc.).
Ocurre, sin embargo, que la cuestión nacional recorre toda nuestra historia.
Desde 1816, año en que nos declaramos independientes como “Provincias Unidas en Sudamérica”, nuestro país se dividió en dos sectores claramente identificables: por un lado, el bando colonial, que quería hacer Europa en América (libre importación, endeudamiento externo, política anti latinoamericana, cultura europeizada, etc.) que tuvo a Rivadavia y Mitre por principales exponentes y por otro, las fuerzas populares cuyo proyecto era crecer hacia adentro, mantener la soberanía e integrar la nación latinoamericna (San Martín, Dorrego, los caudillos federales, parcialmente Rosas (en la Vuelta de Obligado), El Chacho y Felipe Varela).
La cuestión nacional deslindaba las aguas, como las deslindó en el siglo XX entre el irigoyenismo y “el contubernio regiminoso” y luego, el peronismo respecto a la Unión Democrática.
Esa cuestión nacional tenía – y tiene- un doble carácter: la defensa de la soberanía, que implica independencia económica y la consiguiente justicia social, y además, la comprensión de que la verdadera nación despedazada y a reconstruir es América Latina, segunda razón fundamental para ser antiimperialista frente al imperialismo –inglés o yanqui- cuya política balcanizadora significa “dividir para reinar” creando países dependientes, monoproductores, que mirasen hacia los océanos y no hacia adentro, “los veinte hermanos que vivían de espaldas”, como los calificó Methol Ferré o “la veintena de sardinas víctimas de la ferocidad del tiburón”, según el guatemalteco Juan José Arévalo.
Hoy está en el tapete de la historia latinoamericana, con mayor vigor que nunca, esa cuestión nacional en sus dos aspectos: autonomía frente a los imperios, unificación en la patria Grande.
Lo señalan tanto Chávez como Evo como Correa, Castro, Ortega, Lula, Lugo, Mugica y los que van a sumarse.
Lo señala nuestro gobierno cuando liquida las cuentas con el FMI para que sus funcionarios no controlen oficinas en el ministerio de Economía como en otros tiempos, ni nos impongan planes económicos, ni nos monitoreen” como ellos amablemente denominan a sus consejos mortíferos.
Y lo expresa asimismo el UNASUR como también el Banco del Sur más allá de las dificultades en su consolidación (no podía ser de otra manera porque el enemigo está al acecho en la IV Flota y desde sus bases en varios países)
Por esto creemos que una manera de empezar el año sin equívocos residiría en llamar a las cosas por su nombre: si hay algún sector, dirigente o partido que se considera “nacionalista revolucionario”, o “nacional y popular”, o de “izquierda nacional” que rechace abiertamente la categoría de centroizquierda y que ponga las cartas sobre la mesa:
El consenso de Washington, y los traidores nativos han destruido el Estado, nos han endeudado, nos han sumergido en la pobreza y la indigencia, han extranjerizado el aparato productivo a punto tal que entre las 500 empresas más vendedoras el 73 % son extranjeras, han oligopolizado los mercados y avanzado en el terreno financiero, al tiempo que han intentado vaciarnos culturalmente de nuestro pasado, nuestra historia.
Además, nos han robado las palabras para que todo se confunda y en esa maniobra se complican quienes aceptan discutir en base a las categorías del enemigo.
Es necesario decir – y decirlo en alta voz- que en la América Latina despedazada y dependiente se asiste hoy, en la mayor parte de sus países, a un proceso de liberación y unificación, y que por ese camino hay que andar, aunque la correlación de fuerzas obligue en cada país, a darle a ese proceso, un ritmo distinto, según las posibilidades del campo popular.
Porque hay un campo popular y un campo antipopular (en este caso la palabra campo cumple dos funciones, como es obvio).
Porque hay fuertes intereses contrapuestos y hay proyectos antagónicos y hay enemigos, como los hubo siempre, por eso nuestra historia está escrita con sangre.
Aquí están los pueblos buscando trabajosamente su camino.
Y allá están los amigos del imperio es decir, de Monsanto, de la banca Morgan, del gran capital financiero aliados a las oligarquías vernáculas y a los grandes poderes mediáticos coloniales.
Es preciso definir intereses, clases sociales, proyectos contrapuestos y no es posible sustentar una posición de inmaculada prescindencia en esa lucha.
Por eso las palabras deben ser claras y contundentes.
Porque de otro modo, uno se pregunta: si unos son centro izquierda y otros son centroderecha, ¿eso significa que sustantivamente son centro y adjetivamente son izquierda o derecha?
Ello explicaría que se junten todos contra la propuesta nacional y popular del actual gobierno que resulta apoyada por los movimientos sociales y lo mejor de los gremios.
¿Ello explica que el 3 de diciembre se hayan abrazado dirigentes de”centroizquierda! con dirigentes gorilas de la Coalición Cívica, o que supuestos revolucionarios hayan favorecido el triunfo del “centro derecha” en la discusión de la resolución 125?
Llegado este punto, nos preguntamos, entonces, con grave preocupación, si no se trata solamente del uso de categorías sino de
la vieja entente entre derechas e izquierdas que derrumbó a Yrigoyen en el 30 y a Perón en el 55.
Texto porque quedaba un espacio libre.
Otra fábula que viene también desde la derecha: la política es una cuestión de gestión.
Es decir, la política no dirimiría intereses contrapuestos en la sociedad sino que sólo administra, gestiona.
Sobre esta cuestión podríamos decir mucho, pero Mauricio ya lo ha dicho todo.
“Está bueno Buenos Aires” gestionado por un empresario, decían en la campaña, pero el proyecto verdadero ha quedado al desnudo: para ellos, está bueno con el “fino” Palacios, con Posse, con Ciro James, con los grupos de choque expulsando a los pobres de las villas y las calles, o la gran revolución macrista: la enseñanza del inglés en los colegios primarios a chicos que todavía no saben castellano.
¡Qué mejor lección de política para quienes cometieron el error de votarlo!
Claro que así se aprende sufriendo demasiado, cuando se habrían evitado tantos dolores si los periodistas en serio y los políticos en serio, hubieran forzado la definición de los proyectos ocultos, polemizando sobre las grandes cuestiones y no sobre un bache más o menos.
Y para eso hay que obligarlos a definirse claramente sobre el pasado y el presente, que es definirse sobre el futuro.
Hoy, las medidas adoptadas por el gobierno de Cristina Kirchner –inclusive los intentos frustrados como el de la 125- señalan un camino de vocación nacional y popular –especialmente en los últimos meses- que deslinda claramente las aguas respecto a una oposición virulenta que intenta la desestabilización para volver al pasado, apelando a políticos que son la reencarnación de De la Rúa y de Menem, con las banderas gastadas de la defensa de las instituciones y la moralina chiquita que denuncia una coima al precio de ocultar el robo grande de la entrega del país (La Banelco del 2000 es el mejor ejemplo).
En este terreno nos paramos y lo hacemos con las palabras que corresponden: liberación nacional, unión latinoamericana, antiimperialismo, socialismo del siglo XXI.
NG/